(Autoría del Prof. Medardo Ernesto Coria)

SALUD CENTENARIO…!

Hay regocijo en la comarca...

la historia se presenta

dibujando el centenario

… los breñales despiertan

y erguidos se levantan.

Baten sus alas

y entre ríos muertos

que enterraron sus aguas

levantan su mirada… extasiados

frente al bello escenario.

 

Cien años deshoja el calendario

…cien años de papeles firmados

y un libro imaginario

plagado de relatos.

Mujeres y hombres del cansancio

venían desde antaño

su suelo caminando…

Conviviendo con bestias hostiles

ganándole al monte la pulseada

bajo el diáfano cielo milenario.

 

Llegue mi tributo

ciudad que abrigó mis pasos

en un derrotero llegado de lejos

…y que al abrir sus brazos

alimentó mi alma

con un vergel

de sabias enseñanzas

que apuntalaron con fuerza

utopías y anhelos

que acompasaban la marcha

 

Porque vi centauros

que sin luces ni posada

derrocharon su temple

entre sudor y lágrimas…

y a puño limpio

le peleó a las malas

…dardos de soles crueles

o escarchas incontrolables

quemaban sin preguntas

el fruto de sus ansias.

 

Ciudad de los cien años

donde se mezclan las razas.

Oleadas de inmigrantes

que llegaban entre plagas hambrientas

que todo lo ganaban.

… idiomas y vestimentas raras

y pobladores ancestrales

con bichos de toda laya

saludaban recelosos

la audacia de su llegada

 

Déjenme volcar mis versos

como un canto al pionero

… al que abrió los pozos

buscando el agua mansa

y levantó con sus manos

murallones que abrigaron

la sempiterna esperanza

que irá palmeando con su gracia

al brazo que no cede

en las batallas.

 

Gracias por tus danzas

… tus arados manceras

novios de la tierra sedienta

… por tus frutos que pintaban de blanco

las pampas que se abrían.

Por tus mujeres… fortineras del esfuerzo

y sus hombres derrochando guapeza… no cedían.

…se fueron los mejores

y dejaron generosos el ejemplo

como bandera… o estandarte que nos mira.

 

Ciudad que crece sin pausa

abrazada a las quimeras

del mañana… porvenir que aguarda.

Desafíos que aún esperan

entre vientos que soplan

y traen los mensajes

que angustiado nos demandan…

su gente y sus carencias

…valores en fuga que hoy faltan

pecados de la inercia que nos gana.

 

Gracias… tierra generosa.

Bendecido centenario que gozoso se planta.

Perdón por tantas cosas que nos pasa.

…porque me apropié de tus calles

porque me apropié de tu historia

porque hilvané bajo tu cielo

el perfume difuso de mis sueños.

Por la ofrenda del amor

y beber de él… la miel que regó la vida

como designio de mi Dios… que es tu Dios.