(Pdte. Junta Estudios Históricos del Chaco Dr. Enrique Antonio Grbavac)

Transitar el centenario de la comunidad implica ponernos frente al espejo de la Historia para analizar el camino recorrido como Pueblo, como ciudad.

Es este un tiempo que en suerte nos toca vivir, que debemos aprovechar para hacer un alto en el camino, no solo para mirar el pasado sino para poner los ojos en el futuro con esperanza, pero por sobre todas las cosas con sentimiento de solidaridad y de grandeza.

Muchos, no han podido llegar a vivir estos momentos como seguro hubieran querido. Otros, forman anónima de la vigencia espiritual que impone el sentido de pertenencia al lugar donde hemos nacido o adoptado. Es por ello, que la iniciación de este periodo adquiere una relevancia fundamental para el gobierno local que, no puede sino de otro modo rendir homenaje a los hombres y mujeres de este pueblo que han servido y han participado en la construcción de Las Breñas.

Volver la mirada hacia el pasado en este centenario, renueva en cada corazón breñense la convocatoria hacia la unidad de propósitos, los mismos que se hicieran carne en el trabajo de aquellos que nos precedieron en la tarea de poblar el campo y la ciudad, combatir alimañas, arar la tierra enfrentar los peligros, hachar el monte y ladrillo a ladrillo edificar el sueño de la casa propia y la Patria chica para vivir .

Hago votos para que este año en que celebramos el centenario de la fundación de nuestro Pueblo nos permita dimensionar el camino que hemos recorrido sin perder de vista el desafío que tenemos todos de seguir siendo Hacedores de Sueños, como lo fueron en el pasado tantos nativos, criollos e inmigrantes. En ese sentido no ha de ser el Centenario una fiesta para desatar holganzas, para encandilar egoísmos, o la oportunidad de buscar algún atajo para conseguir réditos que no sean compatibles con el mandato moral de tantos pioneros que hoy abonan y enriquecen nuestras raíces más profundas, desde el misterio mismo del sueño eterno que surge de la vida y de la Tierra.

Quiero rescatar, por la vigencia que tienen, algunos conceptos, que reivindicaban hace más de 40 años la construcción de una Fiesta que sigue siendo emblemática para Las Breñas ,como es la Fiesta Provincial del Inmigrante: “Las Breñas, retoño del Chaco abre su corazón a las gestas del hombre en esta Fiesta.. porque aquí conviven nativos, extranjeros y criollos, todos hacedores del Chaco, columnas de su fuerza, rostros que espejan las jornadas del mañana nutrido con el vigoroso alimento del trabajo, con los gozos y dolores de la vida en crecimiento…”

Hoy seguimos creciendo y, aunque los dolores provengan de otras circunstancias, los breñenses seguiremos abrevando en la fuerza moral de nuestros mayores, para continuar por el camino trazado, afianzando día a día la convicción no solo de progresar, sino de vivir en permanente clima de paz y libertad, consolidando las instituciones, respetando las creencias.